Terapia Láser contra el dolor

La terapia láser de bajo nivel LLLT (Low Level Laser Therapy) destinada a tratamientos tanto de medicina como de fisioterapia, se enmarca en las últimas tendencias de láseres de bioestimulación integrando los últimos avances de la tecnología del láser de diodo.

La LLLT actúa a nivel molecular donde interfiere sobre el metabolismo celular ya sea estimulándolo o inhibiéndolo. Actúa como biomodulador o bioestimulador resultando en efectos terapéuticos: antiinflamatorio, reparador o trófico y antiálgico o analgésico:

  • Antiinflamatorio: Por aumento de la microcirculación, por el aumento del flujo linfático y por mecanismos indirectos sobre las células implicadas en la inflamación. El aumento del flujo sanguíneo se mantiene hasta veinte minutos después del tratamiento.
  • Estímulo trófico-regenerante: Por el aumento de la circulación sanguínea se produce una acción directa de la estimulación celular, incrementa el numero y actividad de los fibroblastos produciendose un aumento de fibras de colágeno, regeneración de vasos sanguíneos, incremento de la epitelización y del ritmo de la división celular.
  • Estímulo analgésico: Por bloqueo de la transmisión nerviosa, actuación sobre el umbral doloroso y aumento de la Beta-endorfina (sustancia similar a la morfina segregada por el propio organismo y que actúa inhibiendo el dolor).

Láser, terapia contra el dolorEntre las indicaciones de la LLLT podemos señalar las siguientes entre otras:

  • Reparación de tejidos: úlceras.
  • Cicatrización.
  • Drenaje.
  • Antiinflamatorio.
  • Tratamiento del dolor inflamatorio.
  • Postcirugía: Estimulación de cicatrización, prevención de cicatrices.
  • Desvitalización cutánea.

El tratamiento debe aplicarse utilizando gafas de protección ocular homologadas. No se debería mirar jamás directamente a la luz láser.